Proyecto de asistencia solidaria a familias del Departamento Pocho

por Cristian Obredor (*)
*Estudiante de la materia Práctica Solidaria de la Universidad Siglo 21. Proyecto realizado para el programa RSEM.
La Patria es un paraje ubicado en las cercanías de Chancaní, Departamento Pocho, Provincia de Córdoba, al cual se accede a través de caminos de tierra (80km desde Villa Dolores y 85km desde la ruta provincial 15 partiendo de la localidad de Taninga, atravesando las sierras de Pocho por el camino de “Los Túneles”).
PROYECTO: Relevamiento de familias sin energía eléctrica en paraje La Patria, dentro del marco de colaboración a la región que está prestando Red Solidaria en Misión, quien desde hace tiempo viene brindando atención a las necesidades básicas de la gente de los parajes del Departamento Pocho (entre muchos otros), colaborando de esta manera a que puedan seguir satisfaciendo, como lo han hecho hasta ahora, con los que mas nos necesitan.
El presente proyecto tiene como finalidad entregar a la Red una lista de las familias que carecen de este servicio básico en el paraje La Patria, para que evalúen la posibilidad de prestarles ayuda en el tiempo y la forma que crean mas conveniente. 
FUNDAMENTOS: Los innumerables parajes ubicados en el Departamento Pocho, dificultan la llegada de ayuda por parte del gobierno provincial a todas las familias, y la lentitud con la que la misma puede llegar hace necesario la intervención de personas u ONG’s dispuestas a comprometerse con el prójimo. Además, la baja densidad demográfica no lo convierte en un punto estratégico de campañas políticas ni de ayudas sociales mediáticas.

La necesidad de contar con energía eléctrica se fundamenta en el Derecho a la Salud, a la educación, y a una vida digna; apoyándose en el Derecho a la Igualdad, la Equidad y la Justicia Social.

…en el Derecho a la Salud…: se pueden tener alimentos almacenados en heladeras, lo que
impide su deterioro y garantiza una amplia variedad en la dieta, sobre todo de los niños en etapas críticas de crecimiento, además de poder almacenar ciertos medicamentos que requieren de estas condiciones de guardado. Además los sistemas de provisión de agua manejados a mano, no aseguran la calidad del líquido que es consumido en forma directa. Por otro lado, ante cualquier emergencia médica (por ej. Picadura de víboras, muy frecuente en la región) la imposibilidad de contar con teléfonos celulares impide que la ayuda llegue en tiempo y forma correctas.

…a la educación…: los niños de las familias que requieren nuestra ayuda concurren a la escuela de personal único (EPU) Luis Felipe Peñeñory, con un aula múltiple, la que consta de solo siete alumnos entre nivel inicial (jardín) y primario, por lo que se hace imprescindible la complementación de estudios en casa, esto debe hacerse mediante TV, internet, u otros medios que aseguren la llegada a estas familias de conocimientos de uso popular en regiones no carenciadas, para que sus niños puedan obtener conocimientos que están fuera de la currícula escolar, como oficios (por ej: en internet se encuentran cursos de lo mas variado, desde albañilería hasta huertas comunitarias, etc…etc…) aprender a cuidar el medio ambiente en el que viven (muy importante para que sea una comunidad autosustentable), y múltiples conocimientos que le facilitarán desarrollarse de manera íntegra como personas, cargándose de valores y saberes positivos, llegando a ser adultos que cuenten con todas las posibilidades necesarias para su inclusión.

Por otro lado, los adultos pueden aprender nuevas técnicas de trabajo para optimizar el que ya tienen, o aprender nuevos oficios.

Frente de la Escuela Luis F. Peñeñory.

…a una vida digna…: Si bien estos caseríos no tienen la identidad de un verdadero Pueblo Originario, sus pobladores son los responsables de transmitir los conocimientos y cultura popular que han ido adquiriendo a través de siglos de historia, por lo tanto, propiciarles condiciones de vida digna, preserva el “Patrimonio Cultural de los Pueblos del Oeste Cordobés”, ya que de otra manera, sus pobladores emigran a los centros urbanos donde encuentran condiciones mas favorables para el desarrollo propio y la satisfacción de sus necesidades. Debe considerarse además en este punto lo recreativo, como la posibilidad de escuchar la radio o de ver televisión, cosas simples y poco valoradas para quienes hacemos de ellas un uso habitual, pero muy deseadas por quienes tienen un acceso limitado al entretenimiento.

TAREAS REALIZADAS: previo contacto telefónico con el director de la escuela del paraje, se hizo una visita en día que coincidía con clases de folclore en el patio de dicha escuela, por lo que, tras haber tomado contacto con las familias del lugar, comentándoles de este proyecto, y la factibilidad de realización, en una reunión amena y con toda la buena predisposición que caracteriza a la gente rural, me proporcionaron todos los datos que necesitaba para culminar con el relevamiento.

Tuve la posibilidad, además, de entrar en conocimiento de otras problemáticas rurales que no tienen que ver con el servicio de energía eléctrica, pero ponen de manifiesto la dureza de la vida en estos parajes tan alejados de las comodidades de la vida cotidiana.

DATOS DEL RELEVAMIENTO

Alumnos de la Escuela: 7.

Cantidad de familias que envían sus hijos a la escuela Peñeñory: 4.

Familias que no cuenta con el servicio de energía eléctrica: 2.

Composición de dichas familias:

a) Familia compuesta por dos mayores y dos menores.

b) Familia compuesta por dos mayores y tres menores.

OBJETIVOS: si bien el proyecto consiste en el relevamiento, el Objetivo es que se puedan proveer de equipos de energía alternativa (solares) a las dos familias mencionadas anteriormente, quedando en manos de “Red Solidaria en Misión” la evaluación para su ejecución, y el desarrollo de las estrategias que crean convenientes en caso de realizar su concreción. 

CIERRE DEL TRABAJO: Además de cumplir con la currícula universitaria, la posibilidad de realizar este trabajo me dio la perspectiva que tiene la gente “de campo” de cosas infravaloradas por otras personas; además de interesarme en su historia y cultura popular, me ha dejado el deseo de conocer mas de la vida de gente que vive con otros paradigmas, y de niños que crecen en el estado mas puro, rodeados por la naturaleza e interactuando con ella de manera profunda y continua. 

CONTACTO: Maestro Pablo Bustos. Director de la Escuela de Personal Único L. F. Peñeñory, tel (03542) 15461004.